Existe un lugar en Croacia, donde el tiempo se ha detenido, y esa ciudad es Dubrovnik.

Dubrovnik o Ragusa es una ciudad costera localizada en la región de Dalmacia, en la República de Croacia, cerca de la frontera nacional con Bosnia y Herzegovina.

Recomendaciones antes de ir

Dubrovnik, una pequeña y acogedora ciudad de apenas 45.000 habitantes y que desde el año 1979 forma parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Murallas de Duvrobnik

Murallas de Duvrobnik

Dubrovnik esta de moda y eso se nota desde que que te vas acercando a la ciudad. Esta nueva moda, tiene sus ventajas y sus incovenientes, y depende mucho de la temporada en la que viajes.

Plaza central de Dubrovnik

Plaza central de Dubrovnik

A todos nos gusta viajar en temporada alta, bien porque nos gusta el calor y el buen tiempo, bien porque no podemos hacerlo en otra época del año. Pero ese es el mayor inconveniente de Dubrovnik. Visitarla en temporada alta, es la peor temporada para hacerlo, pues si pretendes llevarte una imagen idealizada de la ciudad, acabarás volveindo a tu lugar de origen diciendo que es una ciudad plagada de turistas y que no pudiste ver nada. Además hace un muchísimo calor, y a pesar de que las calles son de mármol blanco, el calor que hace es impresionante.

Dicho todo esto, nosotros hemos visitado Dubrovnik a mediados de Septiembre, y si bien no es la mejor época para visitarla, esta mucho más “vacia” que en pleno Agosto. Aún así, en cualquier momento estabamos rodeados de cientos de turistas. Eso sí, la temperatura era muchos más agradable.

Que ver y como recorrerla

La ciudad es preciosa por todos su costados. Cualquier rincón de la ciudad vieja, hace que te transportes 500 años atrás, en plena época medieval.

La huella del arte bizantino y veneciano sigue viva en edificios religiosos como la Catedral de la Asunción, la Iglesia de San Blas o los Monasterios Franciscano y Dominico, aunque también está presente en otros magníficos edificios civiles como el Palacio del Rector o el Palacio Sponza.

Para recorrerla es mejor no llevar plano ni seguir ningún orden preestablecido. Es una ciudad completamente amurallada, así no tendrás mucha perdida.

Moneda y precios en Dubrovnik

Como en todo Croacia, la moneda oficial es la Kuna Croata, pero en Dubrovnik no tendrás muchos problemas en desenvolverte con el Euro. En casi todos los sitios lo aceptan. Sino siempre podrás pagar con tarjeta bancaria o acercarte a una casa de cambio de las muchas que hay. El cambio oficial se encuentra a unos 7,40 kunas cada euro, aunque lo normal es que no te ofrezcan más de 7,20 kunas en la ciudad.

Dubrovnik es caro, muy caro comparado con el resto de Croacia. Eso es otra gran desventaja de “estar de moda”. Así que no te importe pagar un poco más de lo normal, esta es una ciudad que tiene un encanto especial.

Que no te puedes dejar de hacer en Dubrovnik

Como te recomendamos antes, lo mejor es perderse por sus callejuelas y no guiarse de ningún plano, pero hay cosas que debes de hacer, si te quieres llevar una idea completa de esta ciudad.

Recorrerla por encima sus murallas. Hay varios tramos donde se puede subir a la muralla y recorrerla por encima de ella. Tendrás unas vistas “diferentes”, y poder hacerte una idea de la ciudad desde las alturas.

Subir a la parte alta de la ciudad. Sin salirte del interior de las murallas, puedes recorrer el barrio donde actualmente residen los vecinos que viven en la “ciudad vieja”. En esta parte, habrá momentos en los que te encontrarás sólo, sin turistas, y eso es difícil de conseguir en Dubrovnik. Mejor hacerlo por la noche, te llevarás una sensación más romántica de la ciudad.

Darte un baño en las mismas murallas. En la parte norte de la ciudad, existe un “bar panorámico”, con unas excelentes vistas para poder tomarte algo. Si entras y sigues bajando te encontrarás con una pequeña  “zona de baño” en donde poder refrescarte.  La zona es un poco escarpada, pero si te apetece, te podrás tirar desde las piedras que forman la misma muralla. No se olvide el bañador!!

Ir al pequeño muelle de “Juego de Tronos”. Antes de entrar en las murallas, y a la derecha de la entrada principal, existe un muelle “famoso” por salir varias veces en la serie de Juego de Tronos. Aparte de la anécdota, tendrás una vista increible de la muralla a tu izquierda y del castillo a tu derecha. Muy recomendable.

Muelle de Dubrovnik

Muelle de Dubrovnik

Pasear por la entrada del puerto en busqueda la la huellas de la guerra. Si te fijas en esta parte, en el suelo hay numerosas marcas de la reciente guerra que sufrió la antiguo Yugoslavia, mal llamada “Guerra de los Balcanes”. Multiples agujeros en el marmol producidos por la metralla.

Puerto

Puerto

Pernocta

Como nuestro viaje es furgoneta, sabiamos que Dubrovnik sería dificil para buscar un lugar idoneo para pernoctar cerca del centro. Tras buscar por direrentes lugares, encontramos un aparcamiento, más o menos tranquilo, donde pasar una noche. Es zona azul, pero no excesivamente cara.

Si decides salir de Dubrovnik para pernoctar en camper, tambien tienes la opcion de ajar un poco hacia abajo, hacia Kupari. Ahí encontrarás varios Camper park y campings, además de varias zonas de pernocta libre.