En esta entrada, visitamos un país que fue una importante zona de conflicto en los primeros años de la década de los 90, Mostar en Bosnia i Herzegovina.

Aprovechando nuestro viaje a Croacia, y la visita a la ciudad de Dubrovnik, no podiamos dejar pasar por alto uno de las escenarios más importantes de la  Guerra de los Balcanes.

Antecedentes

No os vamos a contar la larga historia de lo que sucedió allí, pues no es motivo de este post y porque es muy dicifil de explicar. Aquí solo os vamos a hacer una pequeña introducción para comprender los motivos de tan sangrienta guerra. En el enlace de más arriba podeis ampliar la información.

Entre 1992 y 1993, después de que Bosnia y Herzegovina declarase su independencia de Yugoslavia, la ciudad fue objeto de un asedio de 18 meses. El Ejército Popular Yugoslavo (JNA) en primer lugar bombardeó Mostar el 3 de abril de 1992 y durante la siguiente semana estableció gradualmente el control sobre una gran parte de la ciudad. El 12 de junio de 1992, el Consejo de Defensa Croata (HVO)  bombardeo Mostar destruyendo un monasterio franciscano, la catedral católica y el palacio del obispo (con una biblioteca de 50 000 libros), una serie de instituciones seculares, así como la mezquita Karadžoz-bey y otras trece mezquitas. El 9 de Noviembre de 1993, el ejercito croata destruyo “Stari Most”, el puente que significaba la unión de los pueblos.

Localización

Mostar es una ciudad de Bosnia-Herzegovina, la más importante de Herzegovina, en el centro del cantón de Herzegovina-Neretva. Está situada a orillas del río Neretva y es la quinta ciudad más grande del país. Mostar recibe el nombre de su famoso puente, el Stari Most (‘Puente Viejo’) y por los guardianes que cobraban el pasaje llamados “mostari”.

 

Como llegar

Como nuestro viaje fue en furgoneta, entramos a Bosnia desde Croacia, desde la ciudad de Dubrovnik. Desde esta ciudad Croata hasta Mostar, tardarás cerca de 2 horas y media para recorrer los 130 kilometros que la separan.

También hay que recorcar que no es espacio Schengen, por lo que hay que pasar frontera al entrar y salir del pais.

Frontera con Bosnia

Frontera con Bosnia

Si estás alojado en Dubrovnik y quieres ir a visitar Mostar, puedes hacerlo en tu propio vehiculo o en coche de alquiler. Si lo haces de esta manera, no te olvides de llevar el pasaporte y la documentación del vehiculo y la carta verde internacional que te suministra tu seguro.

Entrada a Mostar

Entrada a Mostar

Otra manera de llegar a Mostar y si no quieres conducir, es en excursión privada. En Dubrovnik te encontrarás una multitud de empresas que te llevan a realizar  una excursión de un dia para que conozcas Mostar. Recuerda que tardarás cerca de 3 horas para ir y otras tantas para volver, asi que vete preparado con agua, algo de comida y paciencia.

Moneda

Bosnia, al no pertenecer a la Unión Europea, no se encuentra dentro la moneda única. La moneda oficial de Bosnia es el Marco Bosnio, que al cambio actual te darán 1 marco bosnio por 0,50 euros.

En Mostar no tendrás ningún problema con el Euro, incluso menos que en Croacia. Todo el mundo acepta euros, y no solo billetes, sino cualquier moneda, hasta las de 5 céntimos de euro.

Que ver

Mostar es uno de los destinos turísticos más importantes del país.  El casco antiguo es la parte más visitada de la ciudad, ya que es donde se puede ver el famoso puente rodeado de las calles medievales ya reconstruidas, que cuentan con decenas de pequeñas tiendas de artesanía propia del lugar.

Ciudad antigua. Stari Grad

Ciudad antigua. Stari Grad

Mostar se vé en unas pocas horas, o al menos la zona más interesante para el turista. El casco medieval y la zona musulmana, es lo más destacado del municipio.

Partiendo del famoso puente y siguiendo la misma calle, te encontrarás con una multitud de pequeños puestos donde comprar muchos recuerdos, incluidas piezas originales de restos la guerra, como balas, cascos, insignias…

Algo que no puedes dejar de comprar allí es la Lavanda. Te la venden en saquitos de diferentes tamaños, y es increible como huele.

La Lavanda es el simbolo de Croacia, el llamado “olor a patria” y que es cultivado en una de las islas que componen Croacia, la isla de Hvar, también conocida como “la isla de la lavanda”.

Restos de la Guerra

Te recomendamos que salgas un poco de la zona turistica, dirección hacia la plaza de España. Sí, has oido bien, y es que en el centro de Mostar los soldados españoles consiguieron que esta plaza fuera el punto de encuentro entre los ciudadanos de ambos bandos, y en agradecimiento se puso el nombre nuestro pais a la plaza.

Plaza de España

Plaza de España

En esta zona encontrarás muchos vestigios aún muy visibles de la guerra. Edificios completamente destruidos, restos de cañonazos en muchas paredes y un incontable número de marcas de disparos. Ahí quedan para que nunca olvidemos lo que es una guerra.

Vistas desde la Plaza de España

Vistas desde la Plaza de España

Antiguo hotel en ruinas

Antiguo hotel en ruinas

Además, en la misma plaza de España, encontramos el edificio llamado “Torre de los francotiradores”, un edificio abandonado de un antiguo banco donde se apostaban los francotirados con orden de disparar a todo lo que se moviera.

Torre de los Francotiradores

Torre de los Francotiradores

Volviendo de nuevo hacia la zona antigua o “Stari Grad”, nos paramos a contemplar el signo más representativo de Mostar, su puente.

Restos de guerra

Restos de guerra

Marcas de disparos

Marcas de disparos

 

Puente de Mostar o “Stari Most”

El puente, que data del siglo XVI, siempre ha sido considerado como un símbolo de la época otomana de Bosnia y Herzegovina. Tiene una anchura de 4 metros y una longitud de 30.

Stari Most

Stari Most

Lo flanquean dos torres, la Torre Halebija y la Torre Tara, añadidas en el siglo XVII.

El puente fue volado durante la guerra de Bosnia el 9 de noviembre de 1993 a las 10:15 horas. Slobodan Praljak, el comandante del Consejo Croata de Defensa que ordenó su destrucción, se suicidó en 2017 ante el tribunal TPIY que ratificaba su condena a 20 años de prisión por dicha acción, así como por otros cargos. El puente se convirtió así en un símbolo del conflicto que entre 1992 y 1995 dejó más de 200.000 muertos.

Interior del Stari Most

Interior del Stari Most

Con la llegada de la paz se iniciaron los trabajos de reconstrucción, bajo la colaboración de la Unesco y de organizaciones de rescate del Patrimonio de la Humanidad. Un largo trabajo, que se prolongó durante años, llevó a levantar según los antiguos métodos y tradiciones el nuevo puente y sus edificios aledaños.

Tumbas con la misma fecha: “1993”

El 23 de julio de 2004 se reinauguró el antiguo puente construido por los arquitectos turcos 500 años antes. Es un símbolo muy importante de la reconciliación nacional en Bosnia y Herzegovina.